Paraje Natural Desfiladero de los Gaitanes

paraje natural desfiladero de los gaitanes
Paraje Natural Desfiladero de los Gaitanes

El Paraje Natural Desfiladero de los Gaitanes se encuentra en el interior de la provincia de Málaga, entre Ardales, Antequera y Álora. Famoso por albergar el Caminito del Rey, este espacio natural tiene mucho que ofrecer al visitante.

embalsesDentro de su territorio se encuentran hasta seis embalses. Guadalhorce, Guadalteba y Conde del Guadalhorce, confluyen en el embalse de Gaitanejo. Estas aguas se encauzan a través del estrecho desfiladero de los Gaitanes, donde se encuentra el Caminito del Rey, para desembocar en el embalse de Gaitanes. El último embalse, el de la Encantada, es un tanto peculiar ya que se encuentra en una elevación del terreno y no recibe aporte de agua de ningún río ni afluente.

arco goticoPor otro lado, el terreno de origen sedimentario en su gran mayoría, se ve afectado por agentes erosivos como el agua y el viento. De esta forma, a lo largo de los años el terreno se ha modelado de forma muy caprichosa. Los Taffonis, por ejemplo, son pequeñas cavidades o huecos que se forman en las areniscas. El Arco Gótico es un buen ejemplo de ello. También hay modelado kárstico en Sierra Llana, con grandes similitudes al Paraje Natural Torcal de Antequera. Y nadie duda de la espectacularidad de los estrechos desfiladeros excavados por el Río Guadalhorce a lo largo de los años.

necropolis de las aguilillasAunque no todo es naturaleza. Ya en la Prehistoria, el ser humano se asentó en este entorno. Prueba de ello son los innumerables abrigos con restos arqueológicos encontrados. A destacar la Necrópolis de las Aguilillas y la Cueva de Ardales, de gran interés arqueológico. En Ardales se encuentra el Centro de Interpretación de la Prehistoria, como paso previo para la visita de la Cueva de Ardales. También es imprescindible visitar las Ruinas de Bobastro para conocer la relación el hombre con el lugar.

caminito del reyPero si hay algo por lo que destaca este espacio natural es el Caminito del Rey. Recientemente restaurado, su historia se remonta a principios del siglo XX. Rafael de Benjumea, ingeniero de caminos, se propuso crear una de las grandes obras hidraúlicas de la época. Y para mejorar los desplazamientos de obreros y material, ideó un sistema de pasarelas a lo largo del desfiladero. Tal fue la proeza, que llegó a oídos del Rey Alfonso XIII. Tras su visita, quedó tan maravillado con el lugar, que desde entonces se le conoce como el Caminito del Rey.

sopa perotaSi bien, el espacio natural no se entiende sin el Caminito del Rey, no es esto todo lo que ofrece. Ni mucho menos. Desde paseos en kayac o pesca en sus aguas, a preciosos senderos entre pinares y tajos, o restos arqueológicos de gran relevancia histórica. Sin olvidar la rica gastronomía del lugar, celebradas en el Día las Sopas Perotas de Álora o  el Día de la Matanza en Ardales. Una parada obligatoria para todo viajero que se deje caer por el lugar.