Paraje Natural de los Acantilados de Maro – Cerro Gordo

paraje natural de maro cerro gordo
Paraje Natural de los Acantilados de Maro – Cerro Gordo

El Paraje Natural de los Acantilados de Maro – Cerro Gordo se encuentra a los pies de la Sierra de Almijara, compartiendo territorio entre las provincias de Granada y Málaga. Este espacio natural incluye tierra y mar, creando un bello contraste de colores y paisajes.

cala del cañuelo maroLa zona terrestre está formada por pequeños bosques de pinos, alternado con cultivos en terrazas, acantilados de espectacular belleza y algunas calas de difícil acceso. Entre las más conocidas están las playas de El Cañuelo y Cantarriján, ambas de acceso restringido al tráfico en verano, pero muy populares entre las poblaciones cercanas por su gran belleza.

Por otro lado, la franja marítima está delimitada desde la Torre de Maro hasta la Torre de Cerro Gordo, y se adentra  una milla mar adentro. El fondo marino es el área más destacable de este paraje natural, por su importancia y fragilidad. Protegido por la legislación, se prohíben el acceso con embarcaciones a motor o la pesca de cualquier tipo. De esta forma, se pretende conservar la gran biodiversidad marina de la franja litoral. A destacar, las praderas de fanerógamas (plantas marinas) como la Zoostera marina o la Posidonia oceánica. Estos «bosques marinos» contribuyen a evitar la erosión costera, mejoran la calidad de las aguas, secuestran el CO2 atmosférico y son importantes refugios de algunas especies marinas.

kayak en maroA pesar de las restricciones, hay algunas actividades acuáticas que son compatibles con la conservación del medio marino y pueden ser una buena alternativa al turismo de sol y playa. En especial, la empresa Educare Aventura gestiona desde hace años las visitas guiadas desde la Playa de Burriana. En kayac o tablas de paddle surf, aprovechan alguna parada para hacer snorkel en sus cristalinas aguas o darse un buen baño en las calas más inaccesibles a pie.

torre vigía en maroPero además de monte y playa, el Paraje Natural de los Acantilados de Maro – Cerro Gordo tiene mucha historia detrás.  En la Cueva de Nerja, muy cerca de este espacio natural, se encuentran las primeras evidencias de ocupación humana, allá por el Paleolítico. También hay vestigios de la época romana y musulmana, con restos de ánforas, alquerías y un desaparecido viaducto. Quizás lo que más llama la atención al visitante son sus famosas Torres vigías. Estas atalayas construidas en torno a los siglos XV y XVI la mayoría, eran usadas tanto por musulmanes como por cristianos. Actualmente son cinco las torres que quedan en pie: Torre de Maro, Torre del río de la Miel, Torre del Pino, Torre de la Caleta y la Torre del Cerro Gordo. Hasta esta última torre se llega a través un corto sendero señalizado, que finaliza en un mirador hacia el mar.

Sin duda, este espacio natural es una joya paisajística poco conocida y recóndita de la costa tropical malagueña y granadina. Aunque quizás sea mejor que siga así, virgen, intacta, ajena a la vida moderna…