Usos y Recursos

En los primeros tiempos, el impacto del hombre sobre El Torcal sería mínimo, ya que hablamos de escasa presencia y de pequeños grupos, cuyo sustento se basaba principalmente en la caza y la recolección, evolucionando posteriormente hacia el pastoreo y el cultivo, actividades más fáciles de realizar en las llanuras alrededor de El Torcal que en el mismo paraje. Existe constancia de la explotación de las canteras desde los tiempos de los romanos, la cual continuó hasta el siglo pasado como ya hemos comentado.

Con la revolución industrial, El Torcal sufre uno de los cambios más dramáticos, el carboneo de los encinares hace desaparecer la capa arbórea del paraje, se intensifica la explotación de las canteras y se masifica el pastoreo, cambiando drásticamente el paisaje original de El Torcal.

La adquisición de los terrenos de El Torcal por parte de la Junta de Andalucía, ha permitido iniciar una restauración de este singular enclave o por lo menos la paralización de algunas de las actividades que más impacto estaban teniendo sobre el paisaje como las canteras de Sierra Pelada, las cuales cesaron su actividad a mediados de los 70.

También se redujo el número de cabezas de ganado, minimizando el impacto de éste sobre el terreno. Se eliminó el pastoreo caprino, mucho más agresivos con la vegetación que el bobino y el vacuno. Actualmente solo se permite el pastoreo extensivo, quedando reducido a ganado bobino y vacuno.

La agricultura se mantiene con cultivos herbáceos de secano como la alfalfa, cereales, habas… en áreas favorables tanto de parte de Noroeste del Torcal (Navazo, Navacillo) como del Sur del Torcal (venta del Rosario y terrenos marginales junto a la carretera.

Otro de los aprovechamientos que tiene actualmente El Torcal y que inició Telefónica en 1964, fue la plataforma para sistemas de telecomunicaciones, instalando la primera antena en Sierra Pelada. A dicha compañía le siguieron otras, de carácter estatal y militar que fueron instalando progresivamente sus antenas, repetidores

Pero sin duda el uso público más importante de El Torcal es el turístico y educativo. La inquietud de los ciudadanos por el medio natural , la singularidad del paraje, la proximidad a la Costa del Sol así como su situación geográfica en Andalucía, hacen de este espacio uno de los más visitados de la comunidad. En El Torcal se llevan numerosas campañas de educación ambiental por parte de la Consejería de Medio Ambiente y otras administraciones y entidades privadas vinculadas al turismo y la educación. Existen distintos tipos de campañas, orientadas a centros educativos, colectivos y familias y particulares, así como la orientación de las mismas, geológicas, vegetales y animales